Que no te dé la razón no quiere decir que esté en contra de ti