¿Eres libre para decir NO a tu pareja?